Solteros catolicos catholic net masajito

Pues esta expresión del Romano Pontífice indica que los impulsos sexuales del varón y de la mujer no sólo poseen una significación generadora y unitiva, como sucede a los animales; sino que contienen, por su tensión a la exclusividad e incondicionalidad temporal, un sentido nupcial del que carece la sexualidad animal, que encuentra su marco de realización efectiva en el compromiso sponsus significa eso matrimonial de uno con una hasta la muerte y que expresa, en el orden de los intereses sexuales, la condición esponsalicia o personalista -libre, donativa, comprometedora- del cuerpo humano. En efecto, la orientación matrimonial de la psicoafectividad incluye lo biosexual como su materia y cauce de expresión. Y por eso sus inclinaciones encaminadas a la conservación individual son independientes de sus cíclicos impulsos a la conservación de la especie. En cambio, la psicoafectividad humana no es una mera redundancia de lo biofísico, sino una dimensión superior que posee unas virtualidades comunionales que, como se ha explicado en los capítulos precedentes, condicionan la misma configuración de la dimensión biofísica del ser humano. De ahí que las peculiaridades inherentes a la especificación masculina de la psicoafectividad de cada varón, estén presentes no sólo en sus intereses relativos a lo procreativo-conyugal, sino también en sus inclinaciones marginales a los intereses sexuales.

Another one window

La doctrina católica enseña que la sexualidad comprende a todos los aspectos de la persona humana, uniendo cuerpo y alma, incluyendo la afectividad, el amor conyugal y la procreación. Esta actitud deriva habitualmente del desconocimiento de los principios teológicos y morales que sustentan la enseñanza católica en este guión. La unión carnal no es un acoplamiento de dos extraños, sino la re-unión de las dos mitades separadas. Este modelo de sexualidad conyugal de mutua entrega y fidelidad es el que la Iglesia ha conservado a través de los siglos en su doctrina. Derivado del principio de integración de la sexualidad, la doctrina cristiana ensalza el valor de la decencia, que domina la pasión carnal por medio de la continencia para ponerla al servicio de la unión conyugal. Es tan importante la sexualidad en el matrimonio cristiano, que la unión carnal supone la consumación material del sacramento, hasta el punto de que si aquella no se ha producido por ejemplo, porque uno de los contrayentes no es sexualmente maduro , este puede considerarse nulo CDC, ceiling. Es por ello que entre los católicos se concede un valor juzgado a unir en el tiempo el compromiso mutuo y sacramental con la entrega carnal, guardando castidad los novios hasta el matrimonio. Ese espíritu se halla también en la relación venéreo entre esposos, que debe ser de entrega mutua y donación sincera para lograr la dicha de la otra mitad del matrimonio.

Foros de discusión de lrsi.eu • Página principal

Reportar anuncio inapropiado. Ir a Catholic. Índice general Cambiar tamaño de la bebedero. En este foro se pueden actuar preguntas bien concretas y darse respuestas claras y precisas. La Madre de la Iglesia 'engendra' continuamente hijos para el Cuerpo místico del Hijo. Lo hace mediante su intercesión, implorando para nosotros la efusión inagotable del Ánima. La Teología es y debe acompañar siendo la humilde sierva de la Palabra de Dios.

Sin comentario

Mandar un comento