Un hombre soltero lima

Como las flores. A mí me sucede lo mismo con Virginia Woolf. La lectura de sus libros me absorbe, me abstrae de todo lo que ocurre a mi alrededor, hasta de la persistente alarma del reloj despertador. A veces debo recordarme a mí mismo que tengo que respirar.

RESUMEN DE PROGRAMACIÓN

Rosuero Diseño y Maquetación: xmanarte hotmail. Ponte en contacto con nosotros para cualquier comentario, opinión o sugerencia en el e-mail: eldiredemj yahoo. Casi 5. Llevo toda la vida viendo teleseries, películas y dibujos animados con personajes heterosexuales, leyendo novelas con protagonistas heterosexuales, siendo bombardeada con publicidad heterosexista, escuchando mayoritariamente a mi alrededor heterohistorias de amor y atracción, y no tengo la sensación de hacerle un favor a nadie con ello. En serio, denial me ha hecho mal. Me hubiera hecho bien haber vivido antes la homosexualidad y la transexualidad en mi entorno. Por supuestísimo que me hubiera hecho mucho bien.

Solo nos debemos a ti

El diseñador de moda Tom Ford dirigió la película El hombre soltero A single man con una clara efecto de Antonioni pero con la impronta lógica de un gran diseñador. La película se plantea, entonces, como el viaje a ese fin premeditado. Falconer ha sido capaz de experimentar un amor real y su pérdida, y la incapacidad manifiesta de volver a sentirlo con otra persona le lleva a renunciar a todo y ceder ante la pulsión de la asesinato. El otro personaje de la binza, Charlotte o Charley, es una inglesa que mantuvo una breve relación tierno con Falconer en Londres.

Buscar en este blog

Un retrato lírico y conmovedor en el que Jean Frémon toma prestada la voz de Louise Bourgeois, de la que fue amigo y galerista, para contar, cual ventrílocuo, la historia de la artista, su vida hecha acción, en segunda persona. Escrita -en verso- ennarra las andanzas de quien da nombre a la obra: una joven que, tras morir sus padres, déficit trasladarse de Florencia a Inglaterra y enfrentarse, allí, a un incierto expectación amoroso contra el que se rebela. Los amantes del jazz y la literatura estamos de enhorabuena. Y en ese devenir en busca de lo que brilla por lo que tiene de inusual, Salama arrancó la estación con una apuesta por una escritora chilena que aquí nada nos suena, pero que tiene mucho que decir: Arelis Uribe Santiago de Chile, La década de los 60, aquellos maravillosos años, emulando el título de la serie de Fed Savage, dio para mucho social y culturalmente hablando. Y muchos han sido, también, los autores que, pasadas las décadas, han vuelto a ella. Pero ninguno lo había hecho como Joshua Furst Colorado,uno de los diamantes en bruto de la narrativa estadounidense actual.

Sin comentario

Mandar un comento